PÁRAMO

Con tu pelo rubio, y tus ojos azules no sé qué hacer. Tal vez un haikú austral, argénteo y muy lejano. Qué podría hacer con esa sonrisa si no soporto la propia melancolía. Cómo avenirme a ese acento con este gelatinoso manojo de nervios que soy.   Qué hacer. Sin ti no hay nada en […]

Leer Más "PÁRAMO"

EL RUMOR

¿No es verdad que nos gustaría encerrarnos en una oscura caverna? Dejar todo atrás, no ver más el arado, ni la sal, ni el miedo a las fieras. Quizás saldríamos alguna vez a escuchar el rumor de las nocturnas aves.

Leer Más "EL RUMOR"

MÍRANOS

Míranos, después de 25 años. Tan flacos tan gordos. Tan payasos tan nosotros. ¿Cambiamos? Este se ve más serio el otro más triste aquella más guapa la otra no tanto, En esta mesa me pregunto: ¿a quién de nosotros la chingada se lo va a llevar primero? ¿a quién vamos a olvidar primero y apenas […]

Leer Más "MÍRANOS"

QUÉ ESCRIBIRÉ

¿Lo saben? ¿EN serio lo saben o es solo usan el cliché? Me han tocado personas que han “vivido todo” y sermonean en una cantina. Te dicen que han sufrido pérdidas, quiebras, experiencias con drogas, rupturas matrimoniales muy fuuuuuertes. ¿Saben? Ya no les creo. Las pérdidas de trabajo son fuertes, la pérdida de uno mismo […]

Leer Más "QUÉ ESCRIBIRÉ"

EL NORTE

  Me da miedo el norte. Me da miedo la brújula. Me da miedo el sextante. Me da miedo el astrolabio. Me asusta tener un rumbo definido. Hay algo que me desconcierta cuando sé dónde se supone que está el mío destino. Mi barco surca las olas pero yo el capitán no sabe dónde está […]

Leer Más "EL NORTE"

ESOS DÍAS

  ¿No es verdad que hay días crueles? Días cuya personalidad está moldeada por sabe Dios qué demonio, y amanecen, si se le puede decir así, dispuestos a rompernos el alma. Pero, en honor a eso “lo real”, no son los días. Somos nosotros que afilamos en la piedra la destellante navaja del resentimiento, tensamos […]

Leer Más "ESOS DÍAS"

LA MUSA VESTIDA

Qué incorrecto resulta escribir. Basta un cumplido o, cosa más horrible, un piropo para que tu musa decida tirar sus trapitos ajustados y usar la ropa que le heredó su bisabuela. La sacó del baúl, le quitó el olor a naftalina con un suavizante cuaternario. La ropa juvenil la quemó en la hoguera porque dicen […]

Leer Más "LA MUSA VESTIDA"